Los campeones no nacen, ¡se hacen!

Inscríbete ahora en nuestro boletín y recibe gratis los 52 hábitos de los estudiantes excelentes:

  • Aprenderás las estrategias de los súper estudiantes.
    Pequeños hábitos que te entregarán grandes resultados. Técnicas para antes, durante y después de los exámenes.

¿Por qué los niños franceses no tienen TDAH?

¿Por qué los niños franceses no tienen TDAH?

Esta semana les envío un reportaje de Marilyn Wedge, Ph.D., es una terapeuta familiar con más de veinte años de experiencia ayudando a niños, adolescentes y familias. Es autora de dos libros, ambos publicados por WW Norton.  Hace una excelente comparación entre los niños de Francia y USA, explicando por qué Francia tiene casi ¡¡¡20 veces menos de niños con TDAH!!! Disfruten y me dan su opinión:

“Los niños franceses no necesitan medicamentos para controlar su comportamiento.

En los Estados Unidos, al menos 9% de los niños en edad escolar han sido diagnosticados con TDAH y están tomando medicamentos farmacéuticos. En Francia, el porcentaje de niños diagnosticados y medicados para el TDAH es menos del 0.5%. ¿Cómo es que la epidemia del TDAH,  se ha consolidado en los Estados Unidos y ha pasado casi por completo sobre los niños en Francia?

¿Es el TDAH un trastorno biológico-neurológico? Sorprendentemente, la respuesta a esta pregunta depende de si usted vive en Francia o en los Estados Unidos. En los Estados Unidos, los psiquiatras consideran al TDAH como un trastorno biológico con causas biológicas. El tratamiento a elección es también biológico, medicando con estimulantes psico como Ritalin y Adderall.

Psiquiatras franceses, en cambio, ven el TDAH como una condición médica que tiene causas psico-sociales y situacionales. En lugar de tratar a la focalización de los niños y los problemas de comportamiento con medicamentos, los médicos franceses prefieren mirar el problema subyacente que está causando el sufrimiento (no en el cerebro, sino en el contexto social del niño). Ellos entonces, eligen tratar el problema de contexto social subyacente con psicoterapia o terapia familiar. Esta es una manera muy diferente de ver las cosas de la tendencia estadounidense a atribuir todos los síntomas de una disfunción biológica, como un desequilibrio químico en el cerebro del niño.

En la medida en que los médicos franceses tienen éxito en encontrar y reparar lo que ha ido mal en el contexto social del niño, menos hijos califican para el diagnóstico de TDAH. Por otra parte, la definición de TDAH no es tan amplia como en el sistema americano, que, a mi juicio, tiende a “patologizar” gran parte de lo que es el comportamiento normal de la infancia. El DSM no considera específicamente las causas subyacentes. Por lo tanto, lleva a los médicos dar el diagnóstico de TDAH a un número mucho mayor de niños sintomáticos, alentando al mismo tiempo a tratar a los niños con los productos farmacéuticos.

La holística francesa, el enfoque psicosocial también permite considerar las causas nutricionales de tipo síntomas TDAH, específicamente el hecho de que el comportamiento de algunos niños se agrava después de comer alimentos con colorantes artificiales, ciertos conservantes y/o alérgenos. Los médicos que trabajan con niños con problemas en este país, por no hablar de los padres de muchos niños TDAH, son muy conscientes de que las intervenciones dietéticas a veces pueden ayudar a un niño en problemas. En los Estados Unidos, el enfoque sobre el tratamiento farmacéutico del TDAH es estricto, sin embargo, anima a los médicos a pasar por alto la influencia de factores de la dieta sobre el comportamiento de los niños.

Y luego, por supuesto, están las muy diferentes filosofías de la educación de los hijos en los Estados Unidos y Francia. Estas filosofías divergentes podrían explicar por qué los niños franceses son generalmente mejor educados que sus homólogos estadounidenses. Pamela Druckerman destaca los estilos de crianza divergentes en su reciente libro, “La educación de Bebé”. Creo que sus ideas son relevantes para la discusión de por qué los niños franceses no son diagnosticados con TDAH, en nada a las cifras que estamos viendo en los Estados Unidos.

Desde el momento en que sus hijos nacen, los padres franceses les proporcionan un “cuadro” firme (palabra que significa “marco” o “estructura”). No se le admite a los niños, por ejemplo, comer cuando lo deseen. Las comidas son en cuatro horas específicas del día. Niños franceses aprenden a esperarlas pacientemente, en lugar de comer bocadillos cada vez que les da la gana. Los bebés franceses, también, se espera que para cumplir con los límites establecidos por los padres y no por su “yo” llorando. Los padres franceses dejan a sus bebés que “lloren” si no está durmiendo toda la noche a la edad de cuatro meses.

Los padres franceses -Druckerman observa- aman a sus hijos, tanto como los padres estadounidenses. Les dan clases de piano, los llevan a la práctica deportiva y animarles a aprovechar al máximo sus talentos. Pero los padres franceses tienen una filosofía diferente de la disciplina. Límites consistentemente aplicados, en el punto de vista francés, hacen que los niños se sientan seguros. Límites claros, que creen, que en realidad hacen que un niño se sienta más feliz y más seguro, algo que es congruente con mi propia experiencia como terapeuta y los padres. Por último, los padres franceses creen que escuchar la palabra “no” salva a los niños de la “tiranía de sus propios deseos”.

Como terapeuta que trabaja con niños, tiene perfecto sentido para mí que los niños franceses no necesitan medicamentos para controlar su comportamiento porque aprenden autocontrol temprano en sus vidas. Los niños crecen en familias en las que las reglas son bien entendidas, y una jerarquía familiar clara es firme en su lugar. En las familias francesas, como Druckerman los describe, los padres se hacen firmemente a cargo de sus hijos, en lugar del estilo de la familia estadounidense, en el que la situación es muy a menudo viceversa.”

Muy de acuerdo con tu análisis Marilyn, si a la estructura y enfoque de los Franceses le sumamos las herramientas de aprendizaje de los Singapurenses. ¡ZAZ! Los laboratorios ¡QUIEBRAN!

¿No les parece?

Abrazos y ¡Vamos que se Puede!

 

¿Te gustó este artículo? Déjanos tu comentario abajo y compártelo con tus amigos!

 

 

===============

© 2013 The Learning Partner
¿Quieres usar este artículo en tu revista electrónica o en tu sitio web? Claro que puedes, mientras incluyas este mensaje en él.

“El coach educacional Pablo Menichetti enseña técnicas y herramientas de aprendizaje a estudiantes de todo el mundo. Sus programas ya han ayudado a miles de escolares a lograr mejores resultados en sus estudios, aumentar la motivación y nivel confianza. Obtén su informe GRATIS “52 hábitos para estudiantes excelentes”, en http://www.aprendizajeinteligente.net

Comentarios


SEO Powered By SEOPressor